X-Wing: ¡Coge las cosas, que nos vamos de torneo!

lunes, 14 de marzo de 2016


Hola a todos y bienvenidos a esta nueva entrada de La Taberna del Arcanista!


Hoy quiero hablaros sobre los preparativos previos a un torneo de X-Wing, y es que no se si os pasará a vosotros también, pero puedo estar días preparándome una lista de escuadrón para ir a un torneo, probarla, cambiar de idea, probar otra, ponerme nervioso, relajarme, disfrutar y sufrir ante un torneo, pero lo que realmente me fastidia y odio de este juego es la preparación previa para una partida, con todo lleno de asteroides, fichas de escudo, dados rojos y verdes por allí, fichas de evasión, ojos, reglas, cartas de daño, en fin, un follón, y que tengas que ponerte a abrir un montón de bolsitas o cacharros para sacar un montón de fichas y ponerlas bien en la mesa hace que se pierda mucho tiempo.



Hasta hace muy poco cuando iba a un torneo, me llevaba todo bien guardadito en su sitio, en un maletín de manualidades con compartimentos pequeñitos y bien ordenados para tenerlo todo a mano, pero realmente es raro que en un torneo haya sitio para dejar este tipo de cosas, por lo que al final sueles dejar todas las fichas sobre la mesa, junto al piloto y sus mejoras, y la preparación a menudo es lenta. Por lo que desde hace poco estoy haciendo mi propio pack de torneo, si, y creo que es la forma perfecta (de momento) para ir a los torneos, seguid leyendo y os enseñaré a que me refiero ;)


Para mi pack de torneo utilizo una caja de mazo de toda la vida, de las que se suelen usar para Magic u otros juegos de cartas coleccionables. Esta caja puede ser de metal o de plástico, eso va a gusto de cada uno, pero asegúrate de que se cierra bien y no se abre fácilmente.



En esta caja meto todos los pilotos que vaya a usar en mi lista y sus mejoras, el mazo de daño bien puesto en la base, los asteroides, las fichas de escudo, evasión, concentración, blanco fijado y demás fichas que usen tus naves, dados, diales de naves y láser.



De esta forma, el día de antes, que normalmente juego alguna partida para afinar la lista para el día siguiente, dejo la caja preparada y el día del torneo llego a mi mesa, abro la caja de las tortas, la vacío en la mesa, lo coloco todo en su sitio y cuando acabo la partida, lo vuelvo a guardar todo en la caja y a la siguiente mesa. Al llegar a casa, guardo cada cosa en su sitio y hasta la próxima batalla.



Espero que os haya gustado la entrada de hoy y que os haya resultado útil.


Un saludo y os espero en la próxima entrada de La Taberna del Arcanista!


Rubenchu ;)